top of page

ESTIMULACIÓN MAGNÉTICA TRANSCRANEAL: UN NUEVO Y ESPERANZADOR TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD MENTAL


La Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), o Transcranial Magnetic Stimulation (TMS) en inglés, es una novedosa técnica de neuromodulación que utiliza campos magnéticos para estimular las neuronas cerebrales con el fin de mejorar los síntomas de diversas patologías psiquiátricas y neurológicas.


Sus fundamentos se deben a Baker, que, en 1985, diseñó junto a su equipo un estimulador electromagnético para estimular el córtex motor a través del cuero cabelludo. El estimulador consistía en un condensador que se descargaba por medio de una bobina, produciendo un campo magnético, que, a través de los tejidos craneales, inducía a su vez un campo eléctrico a nivel cerebral (Ibiricu y Morales, 2009).


Desde entonces, esta técnica de estimulación cerebral no invasiva se utiliza en diversas afecciones neuropsiquiátricas, sobre todo durante los últimos veinte años, estando aprobada desde hace años por la FDA y la Agencia Europea del Medicamento para el tratamiento de la depresión mayor resistente a tratamiento, y para el trastorno obsesivo-compulsivo, deshabituación tabáquica y la migraña por la FDA.


Además, en los últimos años se han realizado numerosos estudios en otras patologías psiquiátricas (adicciones, trastornos de ansiedad, esquizofrenia, autismo, trastorno de estrés postraumático, trastornos de la conducta alimentaria, conducta suicida…) y neurológicas (Enfermedad de Parkinson, dolor crónico y neuropático, tinnitus, secuelas de ictus…) con buenos resultados, por lo que se esperan nuevas indicaciones asignadas por las principales agencias de medicamentos internacionales en las próximas fechas.


Pese a tratarse de una técnica desarrollada en los últimos años, su uso está bastante extendido en EE.UU., habiendo comenzado a utilizarse recientemente en la mayoría de países europeos.


69 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page